En los últimos años, “influencer” es uno de los términos más populares en el manejo de redes sociales. La idea es asociar las marcas a estos influencers, que son personas con muchísimos seguidores en redes sociales y que tienen el poder de influirles. Este año la tendencia sigue, pero ha variado, ha evolucionado al marketing de microinfluencers.

Un microinfluencer es similar a un influencer, pero con una capacidad de influencia a menor escala. Se diferencian también porque se especializan en un sector en concreto, puede ser moda, gastronomía, música, deportes y otros.

La suma de microinfluencers

Se dice que las elevadas tarifas de un influencer han originado la aparición de los microinfluencers. Las marcas se dieron a la búsqueda de usuarios con poder de influencia a una escala menor para dar a conocer productos concretos destinados a una audiencia de menor tamaño.

Un microinfluencer puede tener alrededor de 500 a 5,000 seguidores. Se caracterizan por contar con una audiencia muy fiel, pues logran generar una mayor cercanía con sus seguidores.

El marketing de microinfluencers, sin embargo, no se olvida de los mercados de mayor tamaño y para esto, las marcas pueden contactar varios microinfluencers y así lanzar un mensaje de forma más amplia y concreta.

Ventajas de los microinfluencers

Hay marcas que todavía dudan en invertir en el marketing de microinfluencers. Sin embargo, un reciente estudio en Instagram de Markerly mostró que cuanto mayor sea el número de seguidores en Instagram, menor es el compromiso de la audiencia. Todo se basa en que microinfluencers y sus seguidores logran una relación más cercana y esto se vuelve más atractivo para las marcas.

Poniéndolo de otra manera: cuando una persona tiene 1.000 seguidores, mayor será el porcentaje de likes que tendrá en comparación con otra persona que tiene 100 veces más seguidores. Esto representa una gran oportunidad para muchas marcas.

De esta forma, contratar a 10 microinfluencers con 5,000 seguidores en promedio, puede ser relativamente más rentable que contratar un influencer de renombre. Incluso con algunos microinfluencers se puede negociar a través de canje.

Finalmente, lo más importante es lo primero: localizar a los microinfluencers de valor para tu marca.