Cuando compartes un enlace en tu Facebook o Twitter, te preocupa que este ocupe muchos caracteres o que se vea mal tanta letra en tu estado. Pero, también es necesario colocarlo ya que a algunos les preocupa cuántos clics ha recibido.

Actualmente existe una solución para cualquier necesidad de social media y los acortadores de URL, son la respuesta, especialmente para los Community Managers. Además de ahorrar espacio, te brinda métricas sobre los clics obtenidos. Pero, ¿qué son? Es una herramienta que asigna un conjunto de números y letras a la URL que introduces, reduciendo su longitud.

¿Para qué puedes utilizarlo?

  • Obtienes métricas de los clics en el enlace.
  • Ahorras caracteres en tus publicaciones y ganas un poco más de espacio.
  • Puedes personalizarla, cambiando las letras y numero por un call to action que provoque una acción.

¿Cuál utilizar?

La mejor herramienta para esta tarea es Bit.ly ya que puedes configurarla con un buffer o Twittdeck, los enlaces se acortarán automáticamente desde tu cuenta. Puedes personalizarlo cambiando las letras y agregar tu propio dominio para tener un acortado personalizado con el nombre que tenga más relación con el contenido.

Además, te ofrece estadísticas como clics total y por día, sitios donde se compartió, usuarios más activos y procedencia geográfica. Solo agrega un “+” después de cualquier enlace acortado y tendrás acceso a tan preciada información.

Después le sigue el acortador Google Shortener URL, es de los más utilizados y es la herramienta más segura, si te preocupa el posicionamiento web al reducir la URL. También te permite realizar un seguimiento analítico completo de tus enlaces, puedes crear códigos QR pero no te permite personalizarlo.

Le sigue ow.ly, es gratis y de los más populares en el internet; esa fama es gracias a que es propiedad de Hootsuite, siendo una herramienta interna que incluye en su plataforma para publicar. Lo interesante de esta herramienta es que te permite acortar imágenes, archivos de Word y PDF.